Antes de la concreción definitiva de cualquier Negocio Inmobiliario es preciso resolver una serie de cuestiones, para no encontrarnos con sorpresas indeseables con el devenir de los acontecimientos.

Lo primero que debemos asegurarnos es que el inmueble objeto del negocio tenga la aptitud para ser transferido. Esto se logra controlando que la documentación del Inmueble sea la correcta. A continuación, se detallan los puntos fundamentales  que debemos verificar:

Correcta Inscripción del Inmueble en el Registro de la Propiedad: Es necesario que el inmueble conste inscripto a nombre de su titular en el Registro de la propiedad y que sobre el mismo no pesen embargos, hipotecas o alguna otra medida cautelar. Además, es preciso que el titular del bien este habilitado para disponer del inmueble, o sea que no se registre sobre esa persona inhibiciones.

– Plano de Mensura: El inmueble debe tener su plano de mensura correspondiente, el que define los límites del mismo y que habrá que verificar que el mismo este confeccionado e inscripto en el Servicio de Catastro e Información Territorial.

Libre deuda: Se debe recabar información sobre el estado de las deuda que pesen sobre el inmueble (si las hubiere) en concepto de Servicios, Tasas, Contribuciones de mejoras, Impuestos  que pudieren corresponder. Además, habrá que observar si los titulares del bien adeudan en forma particular al Municipio algún concepto, para dejarlo saldado y que este Ente expida el Libre Deuda necesario para la operatoria.

Con todos estos recaudos tomados, Usted podrá estar seguro de que todos los elementos en juego están en regla,  y evitarse futuros inconvenientes.

Si tiene dudas al respecto no deje de consultarnos, estamos para ayudarlo.

 

Arquitecto Damián Degano
MARTILLERO PUBLICO